Que bateria lleva mi coche

Que bateria lleva mi coche

En esto post  vamos a enseñar cómo saber que tipo de batería lleva tu coche.

Tipos de baterías

Antes de ponerte a buscar qué batería lleva tu coche, tienes que saber cuáles son los diferentes tipos de batería que existen. Hay 5 tipos y cada una se adapta mejor a ciertas circunstancias, modelos y tipos de motor.

Baterías de celdas húmedas

Son las baterías más comunes, populares y económicas. No requieren de ningún tipo de mantenimiento, están completamente selladas y no tendrás que preocuparte prácticamente por ellas en ningún momento hasta que se agoten.

Es el tipo de batería adecuado para motores diésel y gasolina y puedes comprarlas en precios que oscilan los 40-200 €.

Baterías de calcio

Baterías cuyas placas están hechas de aleaciones de calcio, que reduce la cantidad de fluido que pierde la batería y consigue que la descarga sea más lenta. En definitiva, es una batería que tiene una duración mayor que la de celdas húmedas.

El principal problema de estas baterías es que pueden ser dañadas si se sobrecargan demasiado, por lo que habrá que tener cuidado en este aspecto.

También son baterías adecuadas para los diésel y gasolina y los precios oscilan los 50-80 €, aunque como siempre depende de la marca que escojas.

Baterías VRLA

Las baterías VRLA o Valve regulated lead acid son baterías que no permiten ningún tipo de perdida de fluido, gracias a que en su interior el gas está en estado líquido y la caja está totalmente presurizada.

Dentro de este tipo hay dos diseños diferentes de VRLA:

  • VRLA de gel: baterías de plomo-ácido en las que el electrolito está gelificado, provocando que la batería tenga una mayor vida útil. Es un tipo de batería que soporta mejor los cambios de temperatura y tiene un número muchísimo mayor ciclos de carga y descarga durante su vida. Además, pueden ser recargadas aunque hayan sufrido una descarga total.
  • VRLA AGM: batería que absorbe mejor y más rápido el ácido y que tiene una resistencia interna baja, lo que permite generar mucha potencia y ayudar al arranque. Tiene una vida útil menor que la de gel, pero es mucho más potente a la hora de arrancar.

Estas baterías son las que se utilizan habitualmente en los motores de combustión híbridos y en los vehículos que vienen equipados con el sistema “Stopt & Start” de apagado y encendido automático.

Baterías de ciclo profundo

Las baterías de ciclo profundo se usan sobre todo en los coches eléctricos y tienen un ratio de descarga muy alto. La batería se descarga a una velocidad muy alta y, salvo que tengas un coche eléctrico, no se recomienda utilizarlas para ningún modelo de coche. A veces también son usadas en coches híbridos, como el famoso Toyota Prius.

Son baterías caras y su precio va desde los 150 hasta los 300 €. Además, el ciclo de vida de estas baterías es muy pequeño, por lo que tendrás que cambiarlas con regularidad.

Baterías de iones de litio

Baterías exclusivas de coches eléctricos o coches de gama muy, muy alta y limitada. Son ligeras, tienen mucha autonomía y no están alcance de casi nadie más allá de los conductores habituales de Porche, Ferrari y otras marcas de este tipo.

El precio va desde los 800 euros hasta más de 1.500, por lo que son totalmente inaccesibles para un coche de gama media e incluso para muchos de gama alta.

Publicado en: Baterías de coches